El consumo de cafeína ha sido asociado con un menor riesgo de enfermedad hepática y reducción de la fibrosis en pacientes con enfermedad hepática crónica.

Una investigación recientemente publicada confirma que el consumo de café (cafeína) reduce el riesgo de fibrosis avanzada en pacientes con enfermedad de hígado graso no alcohólico (NAFLD).


Los resultados publicados en la edición de febrero de Hepatology, una revista de la Asociación Americana para el Estudio de Enfermedades Hepáticas, muestran que el consumo de café aumento, especialmente entre los pacientes con esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), disminuye el riesgo de fibrosis hepática.

Múltiples análisis mostraron una correlación negativa entre el consumo de café y el riesgo de fibrosis hepática. “Nuestro estudio es el primero en demostrar una relación entre la histología del hígado graso y el consumo de café estimado”, concluye el Dr. Harrison. “Los pacientes con EHNA se pueden beneficiar del consumo moderado de café que reduce el riesgo de fibrosis avanzada. Investigaciones prospectivas futuras deberían examinar la cantidad de consumo de café en los resultados clínicos.”