Anuncios

Dinamarca poné un impuesto a la comida “chatarra” para disminuir las enfermedades relacionadas con la ingesta de grasa


En un intento por alentar una alimentación más saludable entre los ciudadanos, Dinamarca, un país famoso por su manteca y el tocino, ha traído un impuesto sobre los alimentos que contienen más de 2,3% de grasa saturada. A partir del sábado pasado, todos los productos de este tipo en Dinamarca, ahora tienen un impuesto del orden de 16 coronas danesas ($ 2,86, £) por kilogramo (2,2 libras) de grasa saturada que va a hacer ellos.

Ole Linnet Juul, director de alimentos en la Confederación de Industrias de Dinamarca dijo que el impuesto aumentará el precio de un pequeño paquete de mantequilla por alrededor de £ 0.25 ($ 0.39), informa Associated Press. El precio de una hamburguesa va a subir por alrededor de £ 0.09 ($ 0.14).

Dinamarca es considerado como el primer país del mundo para llevar en un impuesto sobre los alimentos grasos. Al igual que algunas otras naciones europeas, ya los impuestos de azúcar, chocolates y refrescos.

Una gran mayoría en el Parlamento danés votó a favor del impuesto en marzo pasado como una medida para ayudar a aumentar la esperanza media de vida de los daneses en tres años durante la próxima década.

La esperanza de vida en Dinamarca es mucho menor que en otros países escandinavos, según un informe de la OCDE de 2005 que las estimaciones de la esperanza de vida entre los daneses a 77,2 años, que es de 1,6 años por debajo de la media de la OCDE de 77,8.

Jakob Axel Nielsen, que fue ministro conservador de Sanidad y Prevención de noviembre 2007 a febrero de 2010, introdujo la idea de un impuesto sobre las grasas saturadas en 2009, debido a que contribuyen al cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Le dijo a la prensa:

“Los altos cargos en el azúcar, la grasa y el tabaco es un importante paso en el camino hacia una esperanza media de vida superior en Dinamarca”.

El impuesto afecta a los productos como los aceites de cocina, leche y alimentos precocinados, como pizzas.

El Dr. Jorgen Dejgard Jensen, de la Universidad de Copenhague y cuyo instituto propuso por primera vez la idea del impuesto, dijo:

“Nunca ha habido un impuesto sobre las grasas de esta manera.”

“Vamos a obtener algunas ideas muy útiles durante el próximo año o dos acerca de si se trata de cambiar los patrones de consumo, y también con respecto a la factibilidad de implementar un impuesto”, dijo, según un informe de GlobalPost.

El impuesto se espera recaudar alrededor de 2.2 mil millones coronas danesas (400 millones de dólares, 140 millones de libras), y reducir el consumo de grasa saturada por cerca de 10%, y el de la mantequilla en un 15%.

Sin embargo, mientras que la esperanza de vida puede ser un problema, la obesidad entre los daneses es inferior al 10%, muy por debajo de la media europea del 15%.Mientras tanto, en el Reino Unido, donde las tasas de obesidad son más altas de Europa (cifras de la OCDE muestran que 1 de cada 4 británicos es obesa, con 2 de cada 3 hombres con sobrepeso), los activistas están presionando al gobierno a seguir el ejemplo danés.

Tam Fry, portavoz del Foro Nacional de Obesidad, dijo que no era una cuestión de si el Reino Unido deberían seguir el ejemplo de Dinamarca, tiene que hacerlo. 70% de los británicos están destinados a tener sobrepeso para el 2050, dijo, y “si no hacer nada al respecto … [será] como resultado no sólo la caída de la NHS, sino también de nuestra mano de obra nacional”, dijo a The Guardian.

Algunos expertos en salud coinciden en que el impuesto es un camino a seguir y el Reino Unido podrían aprender de la gente más delgada en Dinamarca.

El experto en obesidad profesor Peter Kopelman del Real Colegio de Médicos dijo a un programa Panorama de la BBC en noviembre pasado que él piensa que hay un claro paralelismo con los cigarrillos impuestos:

“Cuando los cigarrillos se gravan, se encontró que había una disminución inmediata en el número que se compraron.”

“También vimos que había una disminución de las enfermedades que complican el tabaquismo. Creo que hay lecciones que aprender de alimentos poco saludables”, agregó.

La industria danesa está presionando a los políticos para simplificar el nuevo impuesto, que no se calcula de acuerdo a la cantidad de grasa saturada se encuentra en el producto final, sino en función de cuánto se utiliza en la fabricación del producto, que dicen que agrega costos innecesarios a las empresas.

Anuncios

Acerca de Dr. Gustavo Braslavsky

Subjefe del Programa de Trasplante del Htal Dr Cosme Argerich. Buenos Aires.

Publicado el 18 octubre, 2011 en Higado graso y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: