En éste artículo publicado ayer en el NEJM sobre autopsias, se vió que el virus estrá presente en pulmón, hígado, cerebro, sangre y en riñón. Que explicaría en parte el compromiso renal en éstos pacientes.